La paz y tranquilidad de la que podemos disfrutar en casa no se encuentra en ningún otro sitio, pero no son pocas las veces en las que esa paz se ve comprometida por el ruido y el ajetreo de nuestros vecinos, o incluso de la calle. ¿Qué podemos hacer al respecto?

 

Tirarnos de los pelos no debería ser nuestra primera opción, hoy os enseñamos cómo aislar una pared acústicamente con la ayuda de paneles de pladur, para devolverle cierta paz y armonía a los espacios que deseemos de casa.

Como siempre, lo primero es informarse de qué necesitamos, y lo más importante en este caso, es elegir qué material aislante utilizaremos junto a las placas de pladur, ya que existe un buen catálogo a nuestra disposición.

 

Materiales aislantes.

 

Placas de poliuretano: Este material es muy adaptable a nuestras necesidades ya que se puede fabricar con distinta flexibilidad según su uso deseado, de hecho, podemos incluso encontrarlo en colchones. Aún así, cuenta con una rigidez suficiente como para distribuirse en planchas que nosotros podremos cortar y adaptar a nuestra pared según sea conveniente.

 

Materiales para aislamiento acústico.

 

Lana mineral o de vidrio: Estos materiales, utilizados comúnmente como aislantes tanto térmicos como acústicos, son reciclables, muy ligeros, y extremadamente flexibles. Funcionan muy bien para este trabajo, pero su alta flexibilidad hace que su instalación sea algo más complicada que la de las placas de poliuretano, por lo que tal vez optariamos a ellas en caso de contar con profesionales o una empresa de insonorización para su instalación.

Materiales para aislamiento acústico.

Paneles de lana de cuarzo: Estos paneles se utilizan normalmente en negocios y grandes edificios, son un excelente aislante, pero para casa, se presentan con un problema, son de gran tamaño y peso. Puede suponer un inconveniente a la hora de manejar los paneles y montarlos, y además por su tamaño perderemos más espacio de la habitación que insonorizamos.

 

Existen más materiales que cumplen estas funciones, pero para este tutorial nos hemos decantado por las placas de poliuretano, ya que tal vez sea el que presente más facilidades para un montaje casero y no muy extenso. ¡Continuamos a partir de este punto suponiendo que habéis elegido ese material!

 

Otros materiales.

 

Tenemos nuestras placas de poliuretano listas para detener los sonidos que vengan de fuera, pero por supuesto la instalación va más allá de pegarlas a la pared, necesitaremos los siguientes materiales a parte de las placas. Si además has leído nuestro post sobre el montaje de una pared de pladur, estos materiales te sonarán, ya que el proceso de aislamiento es similar a dicho montaje:

 

Láminas de pladur: Cubrirán las láminas de poliuretano para tapar el aislamiento y crear lo que será nuestra nueva pared aislada.

Materiales para aislamiento acústico.

Canales y montantes: Los raíles que utilizaremos como guía para colocar dichas láminas, es importante que midamos bien la pared que queremos aislar, esta medida nos indicará la cantidad de láminas de pladur, así como de canales y montantes que deberemos comprar, siempre teniendo en cuenta que deberemos dejar una distancia de 40cm entre montante y montante.

 

Cola de contacto: Nos servirá para fijar las placas aislantes a la pared.

 

Tacos y tornillos para pladur: No nos sirven los tacos ni los tornillos convencionales para las paredes, el pladur es un material que necesita un tratado especial y por lo tanto deberemos contar con los tornillos y tacos específicos para ello.

 

Cinta y pasta para juntas: Será el último toque que le demos a nuestra pared, embelleciendo las juntas entre las distintas placas de pladur.

Materiales para aislamiento acústico.

 

Proceso de insonorización.

 

Primer paso, cogemos el metro: Empezamos a colocar el aislante acústico, para ello debemos medir ancho y alto de la pared que queremos aislar, este primer paso se hace antes de la compra de los materiales para así calcular la cantidad que necesitamos de cada uno. Este paso se explica por sí solo, asegúrate de tener láminas y material aislante suficiente, y de recordar que los montantes van situados cada 40 centímetros.

 

Segundo paso, pegamos el aislante: Lo primero que haremos será pegar las placas de poliuretano a la pared, con la ayuda de la cola. No hace falta que encolemos la totalidad de la placa, con colocar una cantidad decente de cola en cada esquina, así como en el centro de esta, debería ser suficiente, si quieres quedarte más tranquilo, también puedes colocar algo de pegamento en la pared. 

 

Para completar este paso deberemos cortar las placas para que encajen a la perfección con la pared, con la ayuda de un cutter y un metro, no debería ser ningún problema.

Como aislar acústicamente una pared.

Tercer paso, perfilería para Pladur: Cuando comprobemos que el material aislante está bien fijado a la pared, colocaremos los canales y montantes inmediatamente tras las placas de poliuretano, basta con saber que, como dijimos antes, debe existir una separación de 40cm entre los montantes (los raíles verticales) para que las placas de pladur encajen perfectamente.

 

Una vez veamos que la colocación de la perfilería es correcta y está nivelada y recta, la atornillaremos para prepararnos ante el siguiente paso.

 

Cuarto paso, colocamos el pladur: Lo primero para colocar el pladur es cortarlo al tamaño adecuado de la pared, con la ayuda de un metro y un cutter tomaremos las medidas que sean necesarias y cortaremos la placa para que encaje perfectamente.

 

Con ayuda de alguna cuña, colocaremos las placas de Pladur en la pared de modo que encaje perfectamente con la estructura, y procederemos a atornillarlas a la estructura de aluminio que colocamos en el paso anterior.

 

El punto final, la pasta y la cinta para pladur: Para terminar, colocaremos la pasta y la cinta para juntas de pladur en ese orden, esto eliminará las imperfecciones y nos dejará con el resultado final; nuestra nueva pared con aislamiento acústico.

 

Si hemos hecho el proceso de aislamiento acústico correctamente, a partir de este momento podremos dejar de preocuparnos por el ruido de los vecinos.

Aislamiento acústico con Pladur.

Sin embargo, una sola pared no siempre es suficiente para aislar acústicamente nuestra vivienda, y el proceso solo se complica más y más cuando incluimos distintas habitaciones, suelos y techos que deban llevar aislante acústico. ¡No dudes en contar con ayuda profesional!

Pin It on Pinterest

Share This