La respuesta es sí, y en esta entrada de nuestro blog os vamos a enseñar como hacerlo y qué precauciones debéis tomar a la hora de utilizar  sistemas de fijación y anclaje para Pladur para mantener vuestra pared de Pladur sana y salva. 

 

Primero identificamos la carga.

Todo el proceso depende de qué necesitemos colgar de nuestra pared de Pladur, y los manuales oficiales nos ofrecen varias clasificaciones de las distintas cargas que podamos colgar. Así que el primer paso será saber con exactitud qué carga tenemos entre manos: 

 

Cargas según peso.

En esta clasificación podemos encontrar tres tipos de cargas; ligeras (de 0 a 15 kilogramos), medias (de 15 a 30 kilogramos) y pesadas (a partir de los 30 kilogramos). 

 

Ejemplo de carga ligera en pladur

En caso de duda, recomendamos escoger el tipo superior, es decir, si tenemos una carga exactamente de 30Kg, será mejor que la clasifiquemos como pesada, ya que el sistema diseñado para medias podría sufrir mucho. 

 

Cargas según uso.

Aquí podremos distinguir las cargas entre: 

 

Fijas: Son aquellas, que una vez instaladas no se van a mover ni manipular, como por ejemplo un cuadro. 

 

Móviles: Son las cargas que a su vez tendrán que soportar otros pesos, o que tienen partes móviles que pueden suponerle un esfuerzo mayor al anclaje, como ejemplo, armarios y baldas, y también toalleros, percheros etc. 

 

Ejemplo de carga móvil en pladur

Cargas según volumen.

Finalmente clasificaremos la carga que tengamos según sea rasante o excéntrica, es decir, si la carga no sobresale mucho de la pared, por lo que tan solo ejercerá fuerza hacia abajo, será rasante. Si por el contrario la carga sobresale de la pared, esta ejercerá a modo de palanca sobre el sistema de fijación, por lo que la fuerza será hacia abajo y hacia fuera, en ese caso hablamos de una carga excéntrica. 

Ejemplo de carga excéntrica en pladur

 

Averiguamos la anchura de las placas de Pladur.

Una vez tengamos claro cómo clasificar lo que sea que vayamos a colgar, debemos también averiguar la anchura exacta de las placas, ya que dicho espesor deberá coincidir con el cuello liso de los tacos u otros sistemas de fijación que vayamos a utilizar. 

 

Para averiguar el grosor,podemos intentar localizar un enchufe o rejilla de ventilación, ya que es posible que desde ahí podamos tener una vista directa del lateral de la placa, por lo que solo tendremos que medir.

Si fallamos en encontrar un enchufe o rejilla accesible, deberemos utilizar un taladro. Realizaremos una perforación con una broca muy fina, y procederemos a introducir un alambre con un nudo al final, cuando esté dentro tiraremos de él hasta que el nudo choque con la placa, marcaremos con la ayuda de un lápiz u otra herramienta, y utilizaremos la distancia entre la marca y el nudo para calcular el espesor.

¡Estamos listos para colocarla! 

 

Con las medidas y la carga en mente, tan solo necesitas elegir el tipo de sistema de fijación que te indicamos a continuación para poder fijar lo que quieras sin preocupaciones, tan solo debemos asegurarnos de utilizar una broca siempre igual o ligeramente inferior en diámetro que el taco que vayamos a utilizar. 

 

Colocación de cargas en pladur

Cargas ligeras y rasantes: 

 

Para las fijas, utilizaremos cuelga cuadros o ganchos tipo X, clavijas de plástico normales, clavijas tipo tulipa, o clavijas autoperforantes.

Para las cargas móviles utilizaremos tacos metálicos tipo paraguas, pequeños o medianos, o tacos de plástico replegables o de apertura.

Cargas rasantes medias:

Utilizaremos, tanto para las cargas móviles como para las fijas en este caso, tacos tipo paraguas, replegables, de abrazadera, báscula o vuelco.

Estas cargas ya suponen un cierto esfuerzo para la pared por lo que debe haber una distancia mínima de 40 centímetros entre puntos de anclaje. Si estas cargas son pequeños muebles o estanterías, pasaremos a considerarlas excéntricas cuando se separen de la pared más de 25 centímetros.

Para las cargas rasantes continuas, es decir, aquellas cargas rasantes de gran tamaño que requieran más de un punto de anclaje, se utilizarán los mismos soportes que los indicados para las rasantes medias, asegurándonos de que ningún punto de anclaje soporte más de 30Kg.

Cargas excéntricas: 

 

Con estas cargas nos referimos como máximo a las que sobresalgan de la pared 60cm, si superan esta longitud, lo mejor es que contéis con asesoramiento profesional.

Para estas cargas, utilizaremos siempre un mínimo de dos anclajes, y cada uno no debe soportar más de 25kg individualmente. Utilizaremos tacos modelo paraguas, replegables, abrazadera o báscula.

La cantidad de anclajes que debe llevar la carga excéntrica varía según su peso y profundidad, como podemos comprobar en esta tabla. Para los cuadros de la tabla marcados con una X, sería necesario instalar un refuerzo en la pared de pladur antes de colgar la carga.

Utilización y colocación de refuerzos.

Las cargas medias y pesadas suponen un esfuerzo considerable de la pared de Pladur. Usualmente ya que estas cargas son de gran tamaño, su colocación está prevista a la hora de montar la pared, por lo que se preparan los refuerzos necesarios en el montaje de esta. 

 

Pero si la carga no estaba prevista y la pared no cuenta con ningún refuerzo, podemos añadirlo nosotros para así ser capaces de colocar cargas pesadas sin preocuparnos. 

Refuerzos para cargas en pladur

Existen varias formas de colocar estos refuerzos según donde se encuentre la pared de Pladur, y de dónde queramos colgar la carga. 

 

 

Refuerzo en fachadas:

 

Para paredes de Pladur exteriores o situadas sobre las paredes de ladrillo de la casa, procederemos con la ayuda de una sierra a cortar un cuadrado de la pared de Pladur donde queramos colocar la nueva carga. A continuación atornillaremos un taco o listón de madera a la fachada o pared, y procederemos a colocar de nuevo el cuadrado de pladur en su sitio con pasta de agarre. 

 

En el caso de necesitar un refuerzo en paredes interiores de tabiques, podremos optar por dos opciones; Con el encaje directo, aprovecharemos los montantes de la pared de tabiques para colgar la carga siempre con tacos tipo paraguas o similares, evitándonos así la necesidad de colocar un refuerzo. 

 

 

Si por el contrario la posición de la carga no coincide con los montantes de la perfilería de Pladur deberemos colocar un refuerzo obligatoriamente: 

 

 

Refuerzo sobre tabiques:

 

Para colocar estos refuerzos deberemos cortar un trozo de Pladur desde el eje de un perfil vertical hasta el siguiente, y utilizando la perfilería, encajaremos un tablón de madera entre los dos perfiles. Una vez encajado el tablón atornillaremos dos pequeñas placas de madera más a las placas, en las partes superior e inferior del hueco, y finalmente volveremos a cerrarlo atornillando el pladur a los nuevos refuerzos de madera. 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This