Aislamiento acústico en negocios, legislación y recursos.

Hemos hablado ya varias veces del aislamiento acústico con Pladur, de cómo puedes instalarlo en tu propia casa, los materiales que necesitas, etc. Sin embargo, mientras que es simplemente una opción para las viviendas, cuando hablamos de negocios el aislamiento se convierte en una necesidad, ya que está regido por ley.

Hoy quiero aclararte qué debes tener en cuenta como propietario de un negocio sobre el ruido que este produce, cómo medirlo bien, y con qué opciones cuentas para regularlo.

Los decibelios y el sonido.

Antes que nada quiero arrojar un poco de luz sobre los decibelios, porque aunque sé que todo el mundo sabe perfectamente lo que significa, decir que el límite de un local está, por ejemplo, en 35dB, es un poco abstracto, así que a modo de información te dejo esta tabla para que te hagas una idea más concreta de lo que eso significa.

Decibelios tabla.

La legislación.

En cuanto a lo que dicta la ley, lo primero es conocer cómo se mide el ruido y cómo se puede determinar que este supera, o no, los decibelios permitidos. A la hora de medir el ruido, hay que tener en cuenta varios puntos:

  • Los decibelios máximos permitidos se refieren a los percibidos en edificios o locales colindantes, no en el propio local que estemos midiendo. Como ejemplo, sin un bar tiene permitidos como máximo 40dB, estos 40 decibelios no se podrán superar en las casas vecinas del bar, mientras que dentro del mismo se podrá superar ese volumen sin incumplir ninguna norma.
  • Los decibelios se miden en valores promedio, y diario.
  • Los valores promedio a lo largo de un año no deben superar en absoluto a los máximos establecidos.
  • Los valores diarios pueden superar los máximos establecidos, como mucho, en 3dB.

Entonces, ya tienes una idea de cómo funcionan los dB y de cómo se debe medir el ruido de locales etc. Ahora, ¿cuál es el máximo permitido?

Pues no depende del tipo de local que tengas entre manos, sino de los tipos de edificios que el local tenga alrededor.

Tabla ruido.

Siguiendo esta tabla, para ponerte un ejemplo, independientemente de si tu local es un bar, una discoteca, o un restaurante, si a tu alrededor hay viviendas, a estas solo les podrá llegar un máximo de 40dB en las zonas de estancia, en horario de día.

Por último, es importante tener en cuenta que esta tabla hace referencia al Real Decreto 1367/2007, el cual marca las bases que deben cumplir todos los locales, sin embargo, cada municipio o comunidad autónoma puede establecer su propia normativa en cuanto al ruido, que podrá ser más restrictiva que la señalada en el decreto, pero nunca menos.

Tus opciones de aislamiento.

Entonces, ¿qué puedes hacer para combatir el ruido en exceso? Si has leído nuestro post sobre cómo aislar acústicamente te podrás hacer una idea de la base. Si estás construyendo con pladur, entre placa y placa debes contar con materiales absorbentes que hagan la función de aislante, el más común es la lana de roca, pero si hablamos de locales con música o que generen mucho ruido, es necesario que cuentes con medidas adicionales:

Techos fonoabsorbentes.

En construcciones y obras más comunes, el techo no suele llevar absorbente de la misma forma que las paredes. Sin embargo los techos fonoabsorbentes funcionan como los tabiques estándar de pladur, dejan un hueco tras la placa para introducir el material aislante, y se terminan con placas de pladur especiales agujereadas como las que puedes ver en la foto.

Techo fonoabsorbente para aislamiento acústico.

Estas placas cuentan con material aislante especial de por sí y complementan al aislante acústico colocado encima de ellas.

 

Membrana acústica.

Membrana acústica para aislamiento acústico.

Esta lamina sustituye a las planchas de plomo que se utilizan en algunas construcciones con Pladur para ofrecer una mayor atenuación de algunos sonidos de baja frecuencia y previene los ruidos que pueda producir la propia estructura de pladur.

 

Laminas de ruido de impacto.

Ruido de impacto para aislamiento acústico.

Estas láminas se colocan en la parte exterior de la estructura, justo antes de darle los toques finales. Son muy flexibles y se utilizan para reducir considerablemente el ruido de los impactos contra la propia pared.

 

Espero que toda esta información te pueda ayudar a aclararte sobre qué debes hacer en cuanto a la parte acústica de tu local o negocio. Si tienes dudas, o si el post te ha gustado, no dejes de hacer un comentario para hacérnoslo saber.👍

Pin It on Pinterest

Share This