¿Cómo hacer curvas con Pladur?

A lo largo de nuestros años de experiencia nos hemos topado con esta pregunta un sinfín de veces, y antes de nada quiero dejar claro que, efectivamente, es posible hacer curvas con Pladur. ¿Y cómo? Veo contigo las distintas opciones que tienes para que tus proyectos puedan tener un poco más de libertad, ¡al lío!

 

Preparación previa.

Antes de barajar las opciones que tienes para doblar la placa, te debes preocupar por el paso anterior, la perfilería. El modo fácil y rápido sería comprar canales flexibles, estos están pensados para dibujar curvas y con ellos podrás seguir sin problema los giros que tengas pensados. Los montantes serán los de siempre.

Canales para curvas en Pladur.

Si por el contrario optas por canales tradicionales (o simplemente ya contabas con ellos desde antes), para adaptar estos a la forma de la curva, se hacen cortes en uno de los lados del canal en forma de “V”, como puedes ver en el ejemplo.

Curva en perfilería.

Ahora sí, como siempre, una vez tienes la perfilería lista, es hora de preocuparte por la placa en sí. Si no tiene claro cómo proceder, te redirijo a este post que te cuenta paso a paso el cómo colocar una pared de Pladur.

Existen dos procesos a la hora de doblar una placa de Pladur; proceso en seco y proceso húmedo, pero antes de verlos, también deberías contemplar la opción de contar con placas especiales.

Placas especiales para curvas y arcos.

Entre la gran diversidad de placas que podremos encontrar de Pladur, existen unas placas extremadamente finas de 6,5mm, pensadas precisamente para lo que tienes en mente. Su bajo grosor las hace mucho más maleables, por lo cual el proceso se reduciría a colocar las placas sobre la perfilería y atornillarla debidamente como has podido ver en otros de nuestros posts. 

¿Dónde está el inconveniente? Estas placas, debido a lo finas que son, cuentan con fibra de vidrio para hacerlas más resistentes, lo cual las hace bastante más complicadas de cortar y atornillar. Además, aunque cuentan con menos material, estas placas resultan más caras que las estándar, y casi siempre se utilizan 2 capas para suplir la falta de grosor, por lo que si tu proyecto cuenta con muchas curvas, el precio se puede disparar muy fácilmente.

Al fin y al cabo, si el dinero no es un problema para tí, te recomiendo que optes por esta opción, que es la más sencilla.

Doblado en seco.

El método de doblado en seco consiste en doblar la placa de pladur con la ayuda de la perfilería ya montada, sin cortes ni tratamiento previo. Las placas, aunque no sean las específicas para curvas y arcos, cuentan con cierta flexibilidad y puedes aprovecharla para hacer la curva sin más preparación que esa, siempre doblando a lo largo de la placa, no a lo ancho.

¡Pero mucho ojo! Este proceso se debe hacer con lentitud, precisión y mucho cuidado, siempre que no quieras romper tu placa de pladur, y hay además que tener en cuenta que la flexibilidad de las placas estándar tiene límite, y su límite es exactamente el siguiente:

  • Pladur 9,5mm de grosor: Radio de la curva de 0,5m.
  • Pladur de 12,5mm de grosor: Radio de la curva de 1,0m.

Para curvas más cerradas de lo que permite la flexibilidad del propio Pladur, se recurre a realizar unas ranuras en el pladur, sin llegar a atravesar la placa, con una distancia entre ellas de entre uno a cinco centímetros, dependiendo de la curva que quieras realizar, a más cerrada, menos distancia.

Curva en seco Pladur.

Las ranuras deberán quedar por fuera de la curvatura, como en el ejemplo.

Proceso húmedo.

Estoy seguro de que te puedes hacer una idea por el nombre, pero este proceso implica el doblar el pladur humedeciéndolo ligeramente.

Los profesionales utilizamos una herramienta especial para este proceso como la que ves en la foto, que consiste de un rodillo con puntas de metal, en su defecto, puedes proceder con un punzón o similar.

Rodillo para curva proceso húmedo.

La idea es perforar ligeramente la placa de Pladur por donde se vaya a girar, y tras ello humedecerla con la ayuda de una esponja, brocha, trapo, etc. Nada de darle un manguerazo a la placa de pladur, la idea es que se quede humedecida, pero que la otra cara de la placa se muestre totalmente seca.

Deja que la placa absorba el agua el tiempo que necesite, normalmente unos 10 minutos, y procede a colocarla y atornillarla con cuidado. Es importante dejar que la placa se seque durante 24 horas antes de seguir trabajando con ella.

 

Espero que estos procesos te sean útiles, todos se pueden hacer manualmente en casa, y te pueden resultar de mucha ayuda si quieres incorporar curvaturas en tus proyectos, recuerda siempre manejar el Pladur con mucho cuidado al colocar las curvas, ¡y pregunta cualquier duda que tengas!

Pin It on Pinterest

Share This